Cómo caminar para quemar grasas

//Cómo caminar para quemar grasas

Una buena caminata es un ejercicio aeróbico más que suficiente para ir agotando nuestras reservas de grasa si tu objetivo es perder peso o mantener un poco la línea. A mi personalmente me gusta medir el trayecto con pulsómetro pero tengo que reconocer que soy pro métricas y chismes tecnológicos, pero no a todo el mundo le apetecerá andar con estos chismes.

Si llevas pulsómetro, lo ideal es mantenerte entre el 60% y 70% de tu Frecuencia Cardiaca Máxima.

En este video, explica muy bien como mantener el ritmo para que tu caminata sea efectiva como ejercicio aeróbico, no sólo lúdica entre verde paisaje 🙂 y si queréis conocer más sobre la autora del vídeo la podréis encontrar en su blog: http://adelgazardeunavezyparasiempre.blogspot.com.es

Lo bueno, es que te puede ayudar a comprender como reacciona tu cuerpo y bajar el ritmo para no fatigarte temprano.

La teoría dice que a mayor intensidad en el ejercicio menos consume grasa para transformarla en energía, la actividad se tiene que realizar a un ritmo moderado para que parte de la energía se obtenga de la grasa y de esta manera vamos fundiendo esas reservas y nos ayudará a llegar más tarde a la fatiga.

El gran problema es cuando vamos por encima de nuestra capacidad física y esto significa que el cuerpo ya no está en ese umbral que nos permite “durar”, por lo que se come toda la energía que tienes y luego mueres ^.^

Todo esto os lo cuento un poco desde mi experiencia personal, no me dedico a la preparación física ni tengo titulación profesional para dar consejos deportivos.

Para que el cuerpo comience a consumir la energía que tenemos en reserva, deberíamos llevar un ritmo que nos lleve a ese umbral aeróbico, tratando de no exceder con frecuencia para que así la caminata pueda ser más prolongada y que tarde más en llegar la fatiga. Está claro que en una salida de senderismo normalmente es más de 1h por lo que mencionar el tiempo de la caminata, no tiene mucho sentido.

Cuando salimos a la montaña, las caminatas son prolongadas y en terrenos que nos pueden poner a prueba en cualquier momento, por lo que una buena hidratación y alimentación adecuada nos puede ayudar a mantener nuestra energía.

Es importante hidratarse con frecuencia, ya que si llegamos al extremo de estar sedientos ya estaremos deshidratados. Llevar también comida con hidratos y proteína de digestión ligera 🙂 A ver si nos vamos a llevar los callos o fabada en el termo y luego nos toca buscar arbustos donde descargar! y os recuerdo que en las cimas no parece haber mucho sitio donde “esconderse” 🙂

La energía no sólo está en los alimentos con azúcares, aunque si es importante que tengamos algo con azúcar. Lo ideal sería mantener el grado de energía sin productos altos en azúcar, para hacer de nuestra jornada algo más que disfrutar de la montaña.

 

 

By |2017-05-12T16:40:59+00:00mayo 12th, 2017|El refugio|0 Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies